Seleccionar página

Cómo conducir un coche automático resulta esencial hoy en día, pues el cambio manual se encuentra en peligro de extinción, dadas las numerosas bondades de su sucesor. En esta guía aprenderás las distintas posiciones de la palanca de cambios, la posición de los pedales en el coche y varios trucos para finalmente lograr conducir sin problemas un coche automático por primera vez.

Palanca de cambios automática
Créditos: Cochesly

Posición de conducción

Resulta muy importante encontrar la posición óptima de conducción para lograr la mayor comodidad y seguridad al volante. Para ello deberemos ajustar los siguientes elementos:

  • Reposacabezas: La altura del reposacabezas es realmente importante para la seguridad de cualquier pasajero, ya que si su posición es demasiado baja, durante un choque trasero podría causar el desnuca,ir to del pasajero, mientras que si está en una posición demasiado elevada puede resultar incómodo. Por lo tanto, trata de encontrar un punto medio en el que puedas apoyar tu cabeza cómodamente.
  • Inclinación del respaldo: La inclinación del respaldo es esencial para nuestra comodidad, pues si no es el adecuado puede dificultar la maniobralidad del vehículo especialmente durante los giros. Encontrarás la postura correcta una vez puedas alcanzar el volante con los brazos totalmente estirados.
  • Espejos: Asegúrate de que los espejos estén en una posición que te permita ver atrás con un ángulo lo suficientemente amplio y evitando cualquier ángulo muerto. No obstante, recuerda que muchos de los vehículos modernos incorporan un sensor para advertirte de la presencia de vehículos en el ángulo muerto.
  • Altura del asiento: Resulta imprescindible para obtener la mayor visibilidad posible, ya que si la posición es muy baja, el ángulo de visión solamente te permitirá visualizar a lo lejos, lo cual puede ser un inconveniente al aparcar o realizar maniobras en el ámbito urbano. No obstante, si la altura es demasiado alta acabarás golpeándote con el techo, lo cual es incómodo e inseguro. Por lo tanto trata, una vez más, de encontrar el término medio.

Recuerda que muchos vehículos modernos incorporan un sistema de memoria de posición, por lo que una vez hayas encontrado tu posición perfecta la podrás guardar para que la próxima vez no tengas que volver a ajustarla.

Los pedales de un coche automático

A diferencia de los coches manuales, los automáticos solamente cuentan con dos pedales, pues el embrague se suprime. A la derecha encontrarás el acelerador, pedal más alargado y delgado que el del freno, que se encuentra a la izquierda.

Tan solo necesitarás el pie derecho para conducir el vehículo, mientras que el pie izquierdo, encargado del embrague, descansa en el lateral izquierdo, en el que, obviamente, se ha desalojado el embrague.

Como probablemente seas nuevo conduciendo automáticos, recuerda que EL FRENO NO ES EL EMBRAGUE, ya que en caso de que lo confundas puedes llevarte un buen susto, especialmente a velocidades altas.

Palanca de cambios coche automático Porsche
Créditos: Cochesly

Posiciones de la palanca de cambio

A pesar de que no exista un consenso entre fabricantes acerca de la nomenclatura de las posiciones de la palanca de cambios, en la mayoría de vehículos automáticos te encontrarás las siguientes:

  • Park (P): Es la posición de aparcamiento, encargada de desactivar la caja de cambios e inmovilizar el vehículo, independientemente de si se encuentra en una pendiente sin el freno de mano o si el motor está o no en funcionamiento. No obstante, debes tener en cuenta que algunos modelos te impiden arrancar el motor en esta posición.
  • Reverse (R): Corresponde a la marcha atrás. Recuerda que nada más dejar de presionar el pedal de freno comenzará a moverse el vehículo.
  • Neutral (N): Es el equivalente al punto muerte en el cambio manual. La caja de cambios no está engranada al motor, pero el freno no está activado, a diferencia de la posición de Parking (P).
  • Drive (D): Es la marcha que deberemos utilizar para que el coche automático avance cambiando automáticamente de marchas, por lo que el conductor solamente deberá encargarse de la aceleración y frenada del vehículo.

Además si cuentas con un coche híbrido podrás encontrarte las posiciones B, para optimizar la recarga del motor, y ECO (E) para disminuir el rango de revoluciones del motor y emplear marchas más largas con el fin de aminorar el consumo del vehículo.

Asimismo, podrás conducir “manualmente” mediante levas en el volante o desplazando la palanca hacia la izquierda.

Consejos para conducir un coche automático

  • Solamente selecciona Parking (P) cuando el vehículo esté completamente detenido, ya que sino te arriesgas a romper las trabas de transmisión.
  • Nunca pases de Drive (D) a Reverse (R) en movimiento, pues estarás exponiendo a los componentes de la transmisión a un mayor nivel de estrés, lo cual puede derivar en un desgaste prematuro de los mismos.
  • No aceleres mientras pasas de Parking (P) a movimiento, ya que podrás averiar la turbina de la transmisión.
  • Concéntrate en no confundir el pedal de freno con el embrague, pues podría pegarte un susto importante a altas velocidades.
  • Opera el acelerador y pedal de freno solamente con el pie derecho, descansando el izquierdo sobre el espacio resultante tras remover el embrague.

Espero que tras haber leído esta completa guía ya estes listo para conducir por primera vez un coche automático. No olvides compartir el artículo con otras personas que puedan necesitar ayuda a la hora de conducir su coche automático.

Si necesitas más ayuda, visita todos nuestros artículos para aprender a conducir un coche.