Seleccionar página

Los alemanes han sido grandes fabricantes de coches desde sus inicios, sin embargo compañías como Land Rover o Volvo han demostrado que no son las únicas.

Esta semana Range Rover ha presentado la segunda generación del Evoque, un SUV compacto que se sustenta sobre dos pilares: diseño, tecnología y la preciada etiqueta eco que nos permitirá acceder a ciudades con restricciones como Madrid.

Diseño

El diseño sigue la línea minimalista del Range Rover Velar y no es de extrañar, puesto que se trata de uno de los SUVs más atractivos con diferencia del mercado.

En el morro destacan unas figuras mucho más redondeadas, tanto en las tomas de aire como en los faros, los cuales son más alargados y presentan la silueta característica de los nuevos modelos de la marca.

Por otro lado, la trasera está dominada por unos faros exageradamente alargados, heredados del Velar y que en mi opinión aportan bastante valor al conjunto. No obstante, dependiendo del acabado de tu modelo, la parte inferior será de plástico o de aluminio, siendo la de plástico preferible si vas a realizar trayectos off-road.

En la parte lateral del coche el diseño es mucho más conservador respecto a la generación anterior, de la que se mantienen las particiones de la carrocería a lo largo de los pasos de rueda y la característica caída del techo, a diferencia de los manillas de las puertas que para ser más cool ahora son desplegables.

Finalmente, llaman la atención elementos off-road como las protecciones en la parte inferior del morro y la trasera que junto a una gran altura libre al suelo hacen del evoque un gran coche para salir del asfalto.

 

 

Interior

Nada más entrar en el habitáculo junto a un amigo, le dije una sola palabra que describe a la perfección el interior del coche: Guau.

El minimalismo también aborda el interior, el cual se rige por una composición horizontal al igual que el Audi Q5, lo cual personalmente me agrada, ya que me da la sensación de mayor amplitud.

Los acabados y materiales están por encima de su competencia, el cuero recorre todo el salpicadero, lo que aporta una sensación de calidad excepcional. Los plásticos son en su mayoría blandos y de alta calidad, limitándose los duros a las salidas de ventilación.

No obstante, si eres anti-pantallas este no es tu coche, puesto que puede llegar a tener ni más ni menos que hasta siete pantallas, con las que controlarás desde la respuesta del motor hasta el color de la luz de ambiente, es decir todo, lo que se puede volver incomodo e incluso peligroso a la hora de conducir. No obstante, el software está desarrollado por Apple, lo cual hace del sistema de infoentretenimiento una maravilla, ya que es extremadamente intuitivo y fácil usar, además, la pantalla inferior esta específicamente enfocada al sistema de climatización, por lo que nos hará perder menos atención a la conducción.

 

Habitabilidad

Si tu propósito es viajar, andas sobre terreno seguro. Los asientos son muy confortables y el espacio es más que suficiente para viajar cómodamente cuatro personas e incluso cinco si el trayecto no es muy largo.

El maletero ha aumentado su capacidad en un 10% hasta los 591 litros, capacidad por encima de la competencia que se encuentra sobre una media de 550 litros.

 

 

Motores

La gama de motores es muy amplia, siendo los de gasolina de 200, 250 y 300CV y los diesel de 150, 180 y 240CV, no obstante todos tienen la misma arquitectura: dos litros y cuatro cilindros.

La guinda del pastel es el sistema de microhibridación de 48V, ya que a pesar de no poder mover el coche de forma independiente al motor de combustión, dota al coche, a excepción de la versión de 150CV, de la homologación ECO necesaria para entrar a ciudades como Madrid.

Los más equilibrados son el motor de 180CV diésel y el de 200CV de gasolina, aunque si quieres un coche con más carácter y empuje decántate por el de 250CV de gasolina, ya que no necesitarás 300CV en un coche de estas características.

Precios y equipamiento

El equipamiento de serie es bastante completo, a excepción del velocímetro y tacómetro que son analógicos, y algún acabado en plástico duro.

En cuestiones de seguridad y ayudas a la conducción el Evoque viene equipado hasta los dientes, cuenta con sensores de aparcamiento delanteros y traseros, el sistema de frenada de emergencia, cámara de visión trasera, el asistente de carril y el monitor de estado del conductor.

Personalmente, le añadiría el asistente de aparcamiento si aparcar no es tu mayor destreza y el maletero eléctrico (una vez lo pruebas te enamoras).

Los precios del Range Rover Evoque comienzan en los 40.000 euros para el motor diésel de 150CV y cambio manual, llegando a los 60800 euros con el motor gasolina de 300CV y cambio automático. Por tiempo limitado estará disponible la versión de lanzamiento con todo el equipamiento que puedas imaginar junto al motor diésel de 180CV  o el motor gasolina de 250CV, con un precio de 70.650 euros y de 76.200 euros respectivamente.

Opinión de Cars&Go

Los alemanes van a tener que abrocharse los cinturones, ya que el Evoque cuenta con un diseño de lo más atractivo, una tecnología punta y un interior que destaca frente al resto de la competencia. Personalmente, nunca me habían atraído demasiado los SUVs, sin embargo voy a ser sincero: El Range Rover Evoque me ha encantado y es un coche que recomiendo a toda familia que busque comfort y unos acabados premium.

Cuando tenga acceso a un modelo sobre el asfalto os daré mi opinión sobre su dinámica.