Seleccionar página

Prueba Audi Q3

La nueva generación del Audi Q3 ha demostrado estar a la altura de los mejores en su sector tras haber experimentado una serie de importantes mejoras tecnológicas, mecánicas y de comfort a bordo. En definitiva, tras haberlo puesto a prueba en todo tipo de situaciones, podemos afirmar que la firma de los cuatro aros sigue teniendo un puesto en el podio de los SUV compactos.

Nota Final

Interior

El puesto de conducción del nuevo Q3 está envuelto en un ambiente tremendamente innovador y tecnológico. Prueba de ello son el cuadro de instrumentos digital configurable y la pantalla táctil central de hasta 10,1 pulgadas que preside su elegante salpicadero. Los materiales utilizados han sido cuidadosamente escogidos y ensamblados, para que la sensación de robustez sea absoluta, a lo que Audi nos tiene acostumbrados.

Al alto grado grado de tecnología le acompaña un espacio interior sorprendentemente bueno para las dimensiones del vehículo. No obstante, la versión Sportback al tener una caída del techo más acusada estilo coupé, hace empeorar la altura libre al techo en las plazas traseras, especialmente para personas altas. 

También cabe destacar la calidad de los asientos, con los laterales y ergonómicos para tener un mayor agarre y comodidad en las curvas. 

Por lo tanto, es un vehículo totalmente válido para realizar trayectos de larga duración fuera del ámbito urbano.

Exterior

La modernización de la gama Audi ha traído consigo notables mejoras en apariencia, y el Q3 ha sido de los más beneficiados en este aspecto. Su agresiva calandra protagonizada por el logotipo de la compañía recuerda poderosamente al Audi Q8, y por consiguiente eleva el vehículo visualizado a una categoría estética superior.

Del mismo modo, su lateral se esculpe por una elevada línea de cintura, que se ensancha ligeramente más sobre los pasos de rueda, aportándole una sutil presencia.

El ejercicio de diseño en este caso tiene como objetivo una estética más deportiva, moderna y joven, lo cual han conseguido bajo nuestro punto de vista.

Motorizaciones

La oferta mecánica del nuevo Audi Q3 está compuesta por dos motores diésel sobrealimentados, denominados 35TDI y 40TDI que cubican dos litros y rinden 150 y 190 CV respectivamente, ambos disponibles con caja de cambios automática S-tronic, y tracción integral, pues tan solo el menos potente podrá contar con caja manual y tracción delantera.

Por otra parte se ofrecen propulsores sobrealimentados de gasolina denominados 35TFSI, 40TFSI, y 45TFSI. El menos potente cubica 1.5 litros, y rinde 150 CV. Los dos restantes, tienen 2 litros de cilindrada, y 190 o 230 CV de potencia. Tan solo el 35TFSI puede montar cambio manual, y es el único con opción a tracción delantera. 

La elección de la motorización adecuada no tiene grandes misterios. Si el uso previsto para el vehículo a adquirir es moderado y la conducción placentera es una prioridad por encima de los consumos, es recomendable optar por las mecánicas gasolina de mayor potencia, 40 o 45TFSI. Si las necesidades del conductor no requieren tal nivel de sofisticación motriz, y por el contrario prefiere un propulsor que le aporte la máxima eficiencia para un uso tanto urbano como extra urbano, los motores de gasoil o el gasolina menos potente serán perfectas opciones a considerar.

Conducción

La experiencia al volante de este SUV compacto varía según el uso al que se destina. En ámbito urbano es un vehículo cuyas prestaciones superan lo necesario, por lo que para exprimir todo lo que es capaz de proporcionar en cuanto a comfort, consumos, y elasticidad de su motor, es preciso utilizarlo en carreteras reviradas o autopista. En lo que a off road se refiere, este vehículo presume de una altura libre al suelo de 17 cm, por lo que puede resultar útil en escapadas esporádicas de aventura campestre.

Donde realmente se hace notar la calidad o carencia de la misma, es en la seguridad de un automóvil, y este Audi nos demuestra que la suya es de la más alta categoría, pues obtuvo 5 estrellas EuroNCAP.

Practicidad

De manera directamente proporcional a su aumento de tamaño, este todo camino crece en versatilidad. Su capacidad de carga es de 530 litros en ambas versiones de carrocería, y la habitabilidad interior es más que correcta, con espacio suficiente para que cinco ocupantes viajen con comodidad, a lo que también contribuyen sus amplios huecos porta objetos y generosas guanteras. En este apartado tan solo existe una diferencia entre las dos versiones ofertadas, y no es otra sino la altura del techo en las plazas traseras, que disminuye de forma notable en la versión Sportsback.

Seguridad

Donde realmente se hace notar la calidad o carencia de la misma, es en la seguridad de un automóvil, y este Audi nos demuestra que la suya es de la más alta categoría, pues obtuvo 5 estrellas EuroNCAP.

Vídeo destacado

Conclusión

Teniendo en cuenta el enorme abanico de mejoras que ha experimentado el Audi Q3, se podría decir que su relación calidad precio se ha perfeccionado levemente, haciendo de él un producto más atractivo que nunca en cualquiera de sus variantes.

Calidad de materiales y acabados

La calidad de construcción es impecable, como es costumbre en la marca

Motorizaciones

El comportamiento de los motores en los distintos modos de conducción es realmente bueno.

Divertido de conducir

Cuenta con un alto grado de tecnología a bordo, con el fin de perfeccionar, aún más, la comodidad y seguridad de tus trayectos 

Caída de techo en la versión Sportback

La altura libre al techo puede resultar incómoda para personas altas

Poca visibilidad en plazas traseras

La altura de las ventanas están situadas a una altura que puede tapar la vista a personas de baja estatura

Ausencia de motorizaciones híbridas

La gama de motores no cuenta con una versión hibrida

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *