Seleccionar página

Prueba Audi Q3

Gran parte del éxito de la firma de los cuatro aros ha sido proporcionado por un SUV cuyas ventas disminuyeron tras la llegada de su hermano pequeño, denominado Q2. Por este motivo, el equipo de diseño de Audi ha reinvetado el Q3, que ahora crece hasta los 4,48m de longitud, mejorando notablemente tanto su comportamiento en carretera, como su habitabilidad interior. Todo ello ponderado por sus excepcionales ajustes y cautivadora imagen, y por la incorporación de la variante sportsback (SUV coupe de 4,50m de longitud), hace de este vehículo un perfecto candidato a considerar en el segmento premium.

Nota Final

Interior

Al adentrarnos en la cabina descubrimos, siguiendo las última tendencia, un diseño simple y limpio del que son protagonistas las dos pantallas desde las que nos comunicaremos con el vehículo. La pantalla principal, de 10 pulgadas, nos servirá para acceder a todas las funciones exceptuando el sistema de climatización, el cual controlaremos a través de la pantalla secundaria inferior. A pesar de que las dos pantallas permitan un diseño más limpio y elegante, el hecho de que tengamos que acceder a todas las funciones a través de las pantallas puede resultar incómodo en días de mucha luz, al dificultarse la visualización de estas.

La calidad de construcción es correcta y los materiales en general son de buena calidad. El salpicadero está recubierto por un plástico blando que emula el cuero y las molduras aportan buenas sensaciones al tacto, a excepción de algunas de plástico duro sobretodo sobre el salpicadero.

Como equipamiento opcional cabe destacar el techo panorámico que es de tamaño mucho mayor al que otros fabricantes nos tienen acostumbrados, aportando una sensación de mayor amplitud. También puede resultar interesante el sistema de infoentretenimiento mejorado, que incorpora un mejor procesador, navegación satélite, punto WIFI, Android Auto y Apple CarPlay.

Exterior

El diseño exterior toma como base el de la la anterior generación, caracterizado por un techo especialmente bajo y en caída, la parrilla estrecha y alargada, un frontal con protecciones en la parte inferior como muestra de sus aptitudes off road o por sus generosos conductos de ventilación de los frenos.

Sin embargo, muchos elementos han sido rediseñados, todos con el fin de aportar una apariencia más deportiva al vehículo. Es el caso de las faros delanteros y las luces traseras, los cuales ahora adoptan un diseño más afilado y alargado; o de los nuevos abridores de puerta desplegables.

Motorizaciones

Diésel:

  • D150 FWD Manual: Con un precio base de 40450€, se presenta como el motor de entrada, el único con tracción delantera y cambio manual. Declara una potencia de 150CV y un consumo de 5,4 litros a los cien kilómetros.

  • D150 AWD Automático: Con un precio base de 45900€, mantiene las mismas cifras que el motor de entrada pero incorporando tracción a las cuatro ruedas y un cambio automático.
  • D180 AWD Automático: Su precio base es de 48150€, justificado por un aumento de potencia hasta los 180CV y, consecuentemente, de consumo: 5,5 litros a los cien kilómetros.
  • D240 AWD Automático: Con un precio base de 52150€, ofrece una potencia de 240CV, lo cual hace incrementar el consumo hasta los 5,9 litros a los cien.

Gasolina:

  • P200 AWD Automático: Es el motor de acceso a la oferta de gasolina, declara 200CV y un consumo, como es de esperar, superior a los bloques diésel, en concreto de 7,6 litros a los cien kilómetros. Deberás pagar al cambio un mínimo de 48950€ a cambio por la versión de serie.
  • P250 AWD Automático: Su precio base es de 53550€, declara una potencia de 250CV y un consumo de 7,7 litros a los cien.
  • P300 AWD Automático: Al ser el motor más potente que puede equipar, su precio asciende hasta los 58600€. Será la opción a elegir por aquellos conductores que no solo busquen funcionalidad en el vehículo, sino también, aunque en pequeñas dosis por tratarse de un coche familiar, diversión y emociones al volante, gracias a sus 300CV de potencia que le permiten acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 6,6 segundos. En consecuencia el consumo aumenta a 8,2 litros a los cien kilómetros. 

Conducción

La experiencia de conducción es buena, sobretodo para sus dimensiones y altura libre al suelo. Para tratarse de un SUV se mueve con bastante agilidad por carreteras reviradas, pues su dirección, sin ser la más rápida, es sumamente precisa. 

No obstante, la experiencia al volante también tiene sus “peros”. Un aspecto a mejorar es la capacidad de respuesta del motor al pedirle una aceleración contundente, pues transcurre un intervalo de tiempo desde que pisas el pedal hasta que el motor ejecuta la acción. 

Asimismo, la visibilidad, especialmente trasera, se ve reducida por sus voluminosos pilares traseros.

Sin embargo, donde realmente el evoque muestra músculo es fuera de la carretera. Pocos conductores le llevarán al extremo de sus capacidades off-road, pues son notablemente superiores a las de sus rivales directos. 

Puede atravesar charcos de hasta 60 centímetros, incorpora control de descenso automático e incluso es capaz de bloquear las ruedas en suspensión si eres de los más atrevidos.

Practicidad

En cuanto a la habitabilidad en las plazas traseras, a pesar de tener las mismas dimensiones que la generación anterior, la distancia entre ejes es mayor, lo cual se nota considerablemente en el espacio para las piernas, el cual es realmente destacable para tratarse de un SUV compacto.

Asimismo, la altura libre al techo es muy buena también incluso con el techo panorámico que reduce unos milímetros la altura.

No obstante, lo que es mejorable es el espacio bajo los asientos delanteros para meter los pies y el ángulo del asiento, lo que impide apoyar toda la pierna.

También, a pesar de contar con tres plazas, el tren central y la anchura del vehículo impedirán viajar cómodamente a tres pasajeros adultos en las plazas traseras.

El espacio de almacenaje disponible en el habitáculo es muy generoso, encontramos espacios en las puertas, en la consola central, en la parte de atrás de los asientos y, por supuesto, en la guantera.

Lo mismo podemos decir del maletero, el cual es un 10% más grande respecto a la generación anterior, alcanzando los 591 litros, lo cual es un maletero realmente bueno para su segmento.Obviamente, también podremos abatir las plazas traseras para poder disfrutar de un espacio de carga mucho mayor: 1383 litros.

Conclusión

Es de esperar que el nuevo Evoque sea el mismo éxito en ventas que su primera generación, pues ha mejorado considerablemente en muchos de sus apartados, con el fin de volver a ser el preferido de los SUV compactos

Diseño interior y materiales

El diseño nos ha encantado, por su diseño limpio y sencillo, y el uso de materiales de buena calidad

Habitabilidad

Viajar con él no será ningún problema, gracias a un espacio interior sorprendentemente bueno para sus dimensiones

Off Road

Sus capacidades off Road son, sin lugar a dudas, las mejores de su segmento. Es el coche a elegir si sueles transcurrir caminos que requieran de esta capacidad

Respuesta del motor

El motor tarda unos segundos en responder  al acelerar, lo cual puede resultar incómodo en adelantamientos

Mala visibilidad trasera

Sus voluminosos pilares traseros reducen considerablemente la visibilidad al conductor

Ausencia de motorizaciones híbridas

En plena transición a la movilidad sostenible la gama de motores debería contar con un bloque electrificado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *