Seleccionar página

Mazda CX-30

$19,345

Introducción

Tras su palpable salto de calidad y distinción, Mazda ha utilizado la inercia de la innovación para crear su nuevo SUV. El CX-30 se encuentra en un peldaño intermedio entre el CX-3 y el CX-5. En concreto, mide 4,395m de longitud y 1,795m de anchura. Son unas cotas ajustadas, pero no por ello insuficientes para viajar cómodamente, lo que nos permite vislumbrar que en este todo camino prima ante todo la versatilidad. Eso sí, entendida al estilo JINBA ITTAI, o mejor dicho, sin dejar de lado sus atributos de calidad y refinamiento. carsandgo.home.blog

  • Interior 50% 50%
  • Motorizaciones 50% 50%
  • Conducción 50% 50%
  • Practicidad 50% 50%

Se denomina Skyactiv-X, y es un motor de gasolina que además de contar con la última tecnología en hibridación ligera, obtiene un excelente rendimiento mediante el encendido por compresión controlado por chispa (SPCCI). De este modo, los japoneses han construido un bloque tetra cilíndrico que cubica dos litros, y hace explotar la gasolina bajo la presión a la que se suele someter el gasóleo. Mediante electrónica, hacen funcionar las bujías a alto y bajo régimen, desactivando el incentivo de la chispa al alcanzar una cota intermedia de revoluciones.

Nota Final

Interior

Todos los métodos de propulsión que Mazda oferta para este vehículo empujan con solvencia, ofreciendo motores diésel o gasolina que cumplen con la nueva normativa europea de emisiones, y pueden incorporar tracción delantera o total, así como caja de cambios manual o automática. Pero hay uno que destaca por encima del resto, dado su innovador funcionamiento.

Se denomina Skyactiv-X, y es un motor de gasolina que además de contar con la última tecnología en hibridación ligera, obtiene un excelente rendimiento mediante el encendido por compresión controlado por chispa (SPCCI). De este modo, los japoneses han construido un bloque tetra cilíndrico que cubica dos litros, y hace explotar la gasolina bajo la presión a la que se suele someter el gasóleo. Mediante electrónica, hacen funcionar las bujías a alto y bajo régimen, desactivando el incentivo de la chispa al alcanzar una cota intermedia de revoluciones.

La combinación de dichos elementos tiene como resultado una potencia de 180cv con la suavidad y elasticidad que se espera de un gasolina, y el consumo propio de un diésel, declarando de media unos envidiables 5,4L a los 100km. Todo ello coronado con la etiqueta medioambiental ECO que corresponde a esta mecánica, completa un automóvil gracias al cual gozaremos de innumerables ventajas.

Motorizaciones

Todos los métodos de propulsión que Mazda oferta para este vehículo empujan con solvencia, ofreciendo motores diésel o gasolina que cumplen con la nueva normativa europea de emisiones, y pueden incorporar tracción delantera o total, así como caja de cambios manual o automática. Pero hay uno que destaca por encima del resto, dado su innovador funcionamiento.

Se denomina Skyactiv-X, y es un motor de gasolina que además de contar con la última tecnología en hibridación ligera, obtiene un excelente rendimiento mediante el encendido por compresión controlado por chispa (SPCCI). De este modo, los japoneses han construido un bloque tetra cilíndrico que cubica dos litros, y hace explotar la gasolina bajo la presión a la que se suele someter el gasóleo. Mediante electrónica, hacen funcionar las bujías a alto y bajo régimen, desactivando el incentivo de la chispa al alcanzar una cota intermedia de revoluciones.

La combinación de dichos elementos tiene como resultado una potencia de 180cv con la suavidad y elasticidad que se espera de un gasolina, y el consumo propio de un diésel, declarando de media unos envidiables 5,4L a los 100km. Todo ello coronado con la etiqueta medioambiental ECO que corresponde a esta mecánica, completa un automóvil gracias al cual gozaremos de innumerables ventajas.

Conducción

Todos los métodos de propulsión que Mazda oferta para este vehículo empujan con solvencia, ofreciendo motores diésel o gasolina que cumplen con la nueva normativa europea de emisiones, y pueden incorporar tracción delantera o total, así como caja de cambios manual o automática. Pero hay uno que destaca por encima del resto, dado su innovador funcionamiento.

Se denomina Skyactiv-X, y es un motor de gasolina que además de contar con la última tecnología en hibridación ligera, obtiene un excelente rendimiento mediante el encendido por compresión controlado por chispa (SPCCI). De este modo, los japoneses han construido un bloque tetra cilíndrico que cubica dos litros, y hace explotar la gasolina bajo la presión a la que se suele someter el gasóleo. Mediante electrónica, hacen funcionar las bujías a alto y bajo régimen, desactivando el incentivo de la chispa al alcanzar una cota intermedia de revoluciones.

La combinación de dichos elementos tiene como resultado una potencia de 180cv con la suavidad y elasticidad que se espera de un gasolina, y el consumo propio de un diésel, declarando de media unos envidiables 5,4L a los 100km. Todo ello coronado con la etiqueta medioambiental ECO que corresponde a esta mecánica, completa un automóvil gracias al cual gozaremos de innumerables ventajas.

Practicidad

Todos los métodos de propulsión que Mazda oferta para este vehículo empujan con solvencia, ofreciendo motores diésel o gasolina que cumplen con la nueva normativa europea de emisiones, y pueden incorporar tracción delantera o total, así como caja de cambios manual o automática. Pero hay uno que destaca por encima del resto, dado su innovador funcionamiento.

Se denomina Skyactiv-X, y es un motor de gasolina que además de contar con la última tecnología en hibridación ligera, obtiene un excelente rendimiento mediante el encendido por compresión controlado por chispa (SPCCI). De este modo, los japoneses han construido un bloque tetra cilíndrico que cubica dos litros, y hace explotar la gasolina bajo la presión a la que se suele someter el gasóleo. Mediante electrónica, hacen funcionar las bujías a alto y bajo régimen, desactivando el incentivo de la chispa al alcanzar una cota intermedia de revoluciones.

La combinación de dichos elementos tiene como resultado una potencia de 180cv con la suavidad y elasticidad que se espera de un gasolina, y el consumo propio de un diésel, declarando de media unos envidiables 5,4L a los 100km. Todo ello coronado con la etiqueta medioambiental ECO que corresponde a esta mecánica, completa un automóvil gracias al cual gozaremos de innumerables ventajas.

Conclusión

Tras su palpable salto de calidad y distinción, Mazda ha utilizado la inercia de la innovación para crear su nuevo SUV. El CX-30 se encuentra en un peldaño intermedio entre el CX-3 y el CX-5. En concreto, mide 4,395m de longitud y 1,795m de anchura. Son unas cotas ajustadas, pero no por ello insuficientes para viajar cómodamente, lo que nos permite vislumbrar que en este todo camino prima ante todo la versatilidad. Eso sí, entendida al estilo JINBA ITTAI, o mejor dicho, sin dejar de lado sus atributos de calidad y refinamiento.

Calidad de materiales y acabados

Consectetur adipiscing elit. Quisque pellentesque viverra quam aliquam laoreet quis justo.

Motorizaciones

Consectetur adipiscing elit. Quisque pellentesque viverra quam aliquam laoreet quis justo.

Divertido de conducir

Consectetur adipiscing elit. Quisque pellentesque viverra quam aliquam laoreet quis justo.

Self Parking

Consectetur adipiscing elit. Quisque pellentesque viverra quam aliquam laoreet quis justo.

Self Parking

Consectetur adipiscing elit. Quisque pellentesque viverra quam aliquam laoreet quis justo.

Self Parking

Consectetur adipiscing elit. Quisque pellentesque viverra quam aliquam laoreet quis justo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *